ben kolde t9DooibgMEk unsplash

¿Es posible que los ordenadores sean sostenibles?

Las computadoras portátiles se han vuelto esenciales para trabajar y estudiar desde casa, y también son excelentes dispositivos para comunicarse con sus seres queridos, comprar por internet  y entretenerse en general. Sin embargo, esta demanda se produce a expensas de un problema global igualmente grave, el cambio climático. Muchas empresas tienen fábricas en todo el mundo, y el proceso de fabricación de estos productos es tan complicado que el reciclaje futuro puede ser casi imposible.

Pero la realidad es que cada vez más marcas y empresas son conscientes de la importancia de la eficiencia energética e introducen este concepto en sus nuevos modelos. En este sentido, tenemos que tener en cuenta los materiales que se utilizan para crear los ordenadores así como el uso que hacemos de ellos. El consumo del ordenador dependerá de varios factores, de su potencia y del consumo para el que están fabricados, por tanto, se pretende reducir el consumo energético que producen los ordenadores en los hogares, así como reutilizar materiales para crear ordenadores más sostenibles. Cada vez son más empresas las que implantan estas medidas para contribuir con el medio ambiente.

Entonces, ¿pueden coexistir la producción de portátiles y la sostenibilidad?, ¿qué empresas priorizan el bienestar del medio ambiente? Nos enteramos a continuación.

¿Qué empresas son las más sostenibles?

Muchos fabricantes dedican parte de sus webs a explicar su compromiso con la sostenibilidad. Pero eso no significa necesariamente que cumplan sus promesas.

  • HP

HP está firmemente comprometida con la reducción de su impacto en el medio ambiente. La empresa afirma que ya fabrica el 80% de sus piezas mecánicas a partir de materiales reciclados, mientras que ya ha utilizado 1,7 millones de toneladas de plástico marino en sus productos. Es la primera computadora portátil del mundo en usar este plástico recuperado del océano.

  • Microsoft

Posiblemente la empresa más ambiciosa en términos de objetivos a largo plazo, Microsoft está muy comprometida con el carbono, el agua, y los ecosistemas. El gigante tecnológico afirma ser neutral en carbono para 2030, utilizando energía hidroeléctrica y sin producir residuos. También se comprometió a proteger y restaurar más tierra de la que usa para 2025.

Si logra estos objetivos, Microsoft estará entre las empresas más sostenibles del mundo en una década. 

  • Apple

Al igual que Microsoft, Apple se ha comprometido a ser neutral en carbono desde su cadena de suministro hasta su proceso de fabricación para 2030. No ha tenido reparos en repetir esto en sus últimos eventos de lanzamiento de productos. La compañía anunció que dejara de incluir un adaptador de corriente en el empaque de sus iPhones para reducir su impacto ambiental. No todo el mundo tiene un adaptador USB-C en casa, pero este es un paso en la dirección correcta. Seguro que algo similar sucederá con los próximos MacBooks. Ninguna computadora portátil de Apple admite la carga a más de 30 W, por lo que es probable que la mayoría de las personas que compren una nueva MacBook tengan cargadores compatibles con modelos anteriores.

Conclusión

La economía circular se está fortaleciendo y ahora, los plásticos que amenazan los océanos forman parte de los ordenadores. Además de la importancia de los componentes del ordenador,  cuanto más eficientes sean los periféricos conectados, menor será el consumo de energía y menor será el precio de las facturas de electricidad.  En este sentido contribuimos con el medioambiente reduciendo el consumo energético y creando ordenadores sostenibles.